Significado del número 11

Al hablar del significado de los números, uno muy cuestionado es el número 11, por todas las connotaciones que ha ido recibiendo a lo largo de los años. En es sentido, si tienes alguna conexión con este número, todo lo presentado en este texto es especial para ti.

A continuación, verás no solo el significado del número 11 en numerología y espiritualidad, si no sobre qué debes hacer en determinadas situaciones relacionadas con el mismo. Al terminar de leer, no habrá nada más para cuestionarse sobre este número.

Significado del número 11

El número 11 en la numerología

Es uno de los números más bendecidos en cuanto a conexión mística se trata, gozan de una alta espiritualidad consciente y su pensamiento va mucho más allá del pensamiento común. Está extremadamente relacionado con la intuición y toda lo divino que lo rodea.

Al ser un número maestro, los portadores de este número sienten con mucha facilidad las vibraciones y aspectos espirituales de las situaciones, espacios, ambientes y personas, quienes los demás pasan por alto. La energía fluye a través de ellos de manera casi inigualable.

Es un conocedor experto de su propia alma y sentimientos. Desarrolla una especie de conciencia especial y avanzada, con ella es capaz de entender el por qué de sus propias acciones, de su ser y se su existencia. Se cuestiona todo sobre sí mismo y su alrededor, e impresionantemente, suele conseguir respuestas.

¿Qué significa nacer un día 11?

Las personas nacidas en un día 11 tienen consigo todas las cualidades mencionadas en la sección anterior. A través de ellas, desarrollan un sentido individual bastante peculiar y difícil de entender para quién no lo comparte consigo mismo. Sin embargo, pocas veces es necesario entenderlos.

Los nacidos en un número 11, al interiorizar tanto sobre sí mismos y sus acciones, desarrollan una confianza bastante grande, y para nada es sinónimo de ser egocéntricos. Por el contrario, al alcanzar tal nivel de sabiduría sobre su conciencia, probablemente quieren despertar el mismo interés en los demás para sí mismos.

Esta confianza acaba de mencionar suele ser una confianza, cálida y comprensiva, no arrogante.  Así, sin quererlo, logra que muchos se sientan a gusto con su compañía. E incluso, para los más escépticos es difícil ignorar la energía fluctuante dentro de los nacidos un día 11.

Además, no solo aplica para los nacidos específicamente un día 11, también funciona para quienes tienen dicho número dentro de su fecha de nacimiento. Bien sea en forma de mes, porque hayan nacido en noviembre o porque la suma de su fecho y su mes, da color resultado el 11.

¿Qué habilidades tienen los nativos del número 11?

Mucho se ha hablado de sus cualidades, sin embargo, hasta los momentos no hemos mencionado qué habilidades se le dan mejor y cuáles no tanto. A continuación, mostramos las más resaltantes.

El arte es parte de ellos

Generalmente, al lograr conocer tanto sobre sí mismos y sobre el mundo que los rodea en cuanto a su energía, pueden llegar a sentir frustración por no hallar las palabras adecuadas para expresarlo. Siendo así, suelen recurrir al arte como medio de expresión, bien sea en pinturas, escritura, poesía, música, canto, etc.

Sienten una especial conexión con la naturaleza

Suela son personas muy armoniosas, buscan la paz por encima de cualquier otra cosa, indiferentemente de qué tan entretenido resulte, y ¿qué mejor lugar para encontrar la paz que en la naturaleza misma alejada de todos los ruidos urbanos? De esa manera, se sienten atraídos con mucha facilidad hacia ella.

Así mismo, les es mucho más fácil conocerla y entenderla como parte esencial del universo. Aunque comprenden su posición intrapersonal, conocen con certeza que la naturaleza es el centro de toda creación. Por ende, la respetan, valoran, entienden todas las energías circulantes dentro y alrededor de ellas y, sobre todo, sienten una conexión muy estrecha, casi como si de una amistad de tratase.

Los números y finanzas pueden no ser lo suyo

Personas tan espirituales como los nativos del número 11 probablemente no se sientan del todo cómodos con la presión de la perfección arraigada dentro de las matemáticas. Entienden lo importante de ellas, sin embargo, no se sienten identificados con las mismas.

Tampoco suelen sentir la necesidad de aprender mucho sobre administración o cualquier estudio monetario, pues su creatividad y visión del mundo van mucho más allá de la posición social. Les interesa vivir el ahora y disfrutar de todas sus bellezas extraordinarias, no se preocupan demasiado por su bolsillo.

De igual manera, sí pueden desarrollar bien habilidades matemáticas o adquirir conocimientos económicos, el problema radica en que no les interesa mucho. Aunque sepan cómo hacerlo, dentro de sus objetivos de vida no están las ciencias formales ni las finanzas como medio para crecer económicamente, se sienten a gusto con su estilo de vida.

Escribe un comentario